HAPKIDO

 

 

(Hap)  Amonía o coordinación

(Ki)      Energia Mental o Potencia del Espíritu

(Do)     Camino para conseguir dominarlo

El Hapkido  es un arte marcial de origen coreano enfocado hacia la defensa personal integral, con una enseñanza estructurada de una manera sistematizada y pedagógica, con la intención de alcanzar el potencial de cada uno de los practicantes, aprovechando al máximo todos los aspectos marciales; con técnicas que logran una mayor eficiencia y funcionalidad.   Buscando la eficacia en las tres distancias de combate; enfocado en técnicas de mano vacía, agarres, patadas, lanzamientos, y manejo de armas orientales: la ventaja del HAp ki do  es que no se limita a un solo estilo o norma de combate.

La fuerza, la velocidad, resistencia y flexibilidad, y las adaptaciones físicas necesarias para la ejecución de las diferentes técnicas del hapkido se desarrollan con el entrenamiento. Si bien es recomendable trabajar de forma paralela, por medio de ejercicios de autocarga (calistenia y gimnasia militar); la fuerza resistencia del tronco, piernas, brazos y manos, así como desarrollar un alto grado de flexibilidad y elasticidad del rango articular, como base para desarrollar la fuerza explosiva necesaria para una ejecución óptima de las diferentes técnicas.

Pero el Hapkido no solo se basa en el combate. A sus practicantes, les ayuda a mejorar la concentración, autoconfianza, manejo de energía, el respeto por el otro, habilidades psicomotrices y la disciplina característica de cualquier arte marcial por lo tanto es considerado un deporte.

Los hapkidokas, como son llamados sus practicantes, ofrecen total respeto a sus compañeros, maestros y altos rangos. Los cinturones principiantes miran con decoro a los de mayor cinturón y los avanzados comparten sus conocimientos con humildad a quienes apenas inician.